La traducción más apetecible para el sector de la gastronomía

Abr 6, 2020 | Especialidad, Negocios

La traducción para el sector de la gastronomía

La comida está estrechamente relacionada con la cultura de cada país además de con nuestra salud. Explorar las diferentes tradiciones culinarias de otros países es una pasión muy común. Conforme nuestro sentido del gusto se ha ido internacionalizando, a causa de las bebidas y comidas que cada día son importadas y exportadas, la traducción se ha vuelto un proceso esencial dentro de la industria culinaria.

Una de las cocinas más populares es la italiana, ya que la comida representa una de las industrias más exitosas de Italia. Hay miles de libros de recetas italianas con deliciosos manjares, cientos de blogs dedicados a la gastronomía para promover y ayudar a turistas a encontrar la mejor pizza en Nápoles o los mejores espagueti a la carbonara en Roma, además de horas y horas de televisión dedicadas a los mejores platos italianos. Esto significa, que la demanda de traducción en el sector de la comida y bebida del italiano al español y otros idiomas es muy alta.

¿Qué necesita ser traducido en el sector gastronómico?

Italia no es el único país que está exportando por todo el mundo. Desde Chipre a Tailandia, la comida es una industria internacional, y los traductores son una pieza fundamental. En una agencia de traducción profesional como es BeTranslated, realizamos traducciones sobre una gran variedad de textos relacionados con la comida y bebida como:

  • Etiquetas de envases alimentarios
  • Manuales de equipo para procesamiento alimentario
  • Páginas de e-commerce alimentario
  • Documentos APPCC (un sistema que identifica, evalúa y controla riesgos importantes para la seguridad alimentaria.)
  • Vídeos y aplicaciones para páginas web
  • Documentos de manufacturación alimentaria
  • Descripción de productos
  • Recetas (Análisis nutritivo)
  • Estándares de calidad
  • Entrenamiento de seguridad alimentaria
  • Recetas y libros gastronómicos
  • Menús

A continuación, echaremos un vistazo a algunas de las complicaciones y problemas que este tipo de traducción presenta, y por qué contratar a un traductor profesional en gastronomía es la solución.

Menús mal traducidos: ¿comedia o tragedia?

Empecemos por echar un vistazo a los menús. Muchos de nosotros hemos experimentado lo que es ir a un restaurante en otro país y pensar «oh, genial, tienen los menús traducidos» para que, más tarde, alguien haya hecho un pésimo trabajo realizando su traducción.  Las redes sociales están repletas de memes sobre esto.

A veces, estos problemas vienen de nombres locales que, si te paras a pensarlo, muchos de ellos son un tanto bizarros. Por ejemplo, «ropa vieja», un plato nacional de Cuba que es muy popular entre los hispano hablantes.  Este plato de carne con verduras en inglés significa, literalmente: old clothes.

O el nombre francés original de la tostada francesa «pain perdu», sería: pan perdido en español. Not to mention some of the weird and wonderful original Italian names for types of pasta: there’s ‘orrecchiette’ (‘little ears’), ‘strozzapreti’ (‘priest stranglers’), and ‘vermicelli’ (‘little worms’) just to name a few! And don’t think English is immune to odd food names, we’ve got ‘pigs in blankets’, ‘coddled eggs’, ‘bubble and squeak’, ‘bangers and mash’, ‘ladyfingers’…the list goes on and on!

¿Comida intraducible?

Estos nombres encantadores y graciosos pueden causar verdaderos dolores de cabeza a los traductores.  Las traducciones literales puede que te hagan reir durante la cena y puedan llevar a esos memes virales, pero pueden realizar la tarea de pedir la comida algo muy complicado.  La manera más común de abordar este problema suele ser dejar el plato con su nombre original y describir los ingredientes en el idioma meta.  Como por ejemplo: Spaghetti a la Puttanesca (lo que no traduciremos por educación en español) se puede leer así en un menú traducido al español:

Spaghetti a la Puttanesca: Spaghetti con salsa de tomates recién pelados, olivas negras, alcaparras, ajo y orégano.

Entonces, ¿por qué no traducir los ingredientes en Google y no preocuparte por contratar a un traductor profesional? Bueno, este tipo de traducciones puede conllevar a la equivocación como por ejemplo, traducir ham (jamón york)  vs. mountain ham (jamón serrano).  Si quieres que tu negocio se vea profesional y que tus platos no confundan a tus clientes, házte un favor y contrata a un servicio de traducción profesional.

La comida debe sonar apetecible

Da igual si el texto original es un menú, una etiqueta o un blog, muchos de los textos relacionados con la comida y la bebida necesitan sonar apetecibles. Por ejemplo, las etiquetas vinícolas: estos textos tan cortos tienen doble función ya que proveen información al cliente sobre el origen del vino y qué tipo de sabores se pueden esperar mientras que también les tientan con descripciones suntuosas para comprar la botella.  Cada palabra se usa a conciencia para hacer que el vino suene delicioso y apetecedor.

Lo mismo pasa con las recetas en los libros de gastronomía, estas deben atraer al lector para comprar el libro y probarlas en su casa. Un traductor debe representar la información de manera correcta como se hace en el texto original mientras seduce al lector meta.  Muchas veces, omitir elementos del idioma fuente puede hacer presentar la comida más apetitosa y exótica, por eso, un buen traductor deberá saber cómo conseguir el perfecto equilibrio entre adecuación y encanto.

Alergia a las malas traducciones

La traducción del sector gastronómico no es solamente recetas deliciosas y críticas de la trattoria más auténtica de Florencia, la exactitud de la traducción puede ser una cuestión de vida o muerte. En lo referente a la traducción de ingredientes para las etiquetas alimentarias no hay margen de error.

En la actualidad, estamos más concienciados sobre la gran cantidad de personas con alergias e intolerancias alrededor del mundo, por lo tanto, detallar con exactitud es crucial. Imagina el problema que podría causar confundir los piñones (pine nuts) con los cacahueutes (peanuts). No nos olvidemos de los requisitos dietéticos de cada individuo como el veganismo, vegetarianismo entre otros. La gente debe saber que hay en su comida.

Relacionado con el sector de la gastronomía, puedes considerar contratar a un servicio de localización para que le eche un vistazo a las imágenes y el texto de los paquetes ya que sería algo inteligente si quieres que tu producto sea respetuoso y adecuado (culturalmente hablando) en otros mercados.

Transporte alimentario y control de calidad

En una sociedad tan globalizada, la comida se transporta a lo largo y ancho del mundo cada día. En julio de 2019, las exportaciones del sector agroalimentario de la Unión Europea estableció un nuevo récord de 13,07 mil millones de euros.  El complejo proceso de la importación y exportación necesita un sinfín de documentos, entre ellos, certificados de origen de importación/exportación o garantías de envío y recibos de confianza. Por supuesto, todos estos documentos necesitan ser traducidos por un servicio de traducción profesional y de confianza. Estos documentos suelen venir con requisitos legales, asegúrate de que averiguas si necesitan ser traducidos por un traductor certificado o uno

¿Estás buscando traductores profesionales para traducir tus documentos relacionados con la industria gastronómica? No busques más, la solución es BeTranslated. No importa la combinación de idiomas que desees, en BeTranslated tenemos el traductor perfecto para ti. Contacta con nosotros para más información o para pedir un presupuesto gratis sin compromiso.

¿Alguna pregunta?

Nuestros gestores de proyectos están a tu disposición. Contáctanos hoy para obtener más información o un presupuesto gratuito.